Predicciones para el año del Conejo de Metal 2011

Escrito el 17/Enero/2011 por

Dentro de escasas 3 semanas (el 3 de febrero a las 3:32 hora española) comenzará el año del conejo de metal, también conocido como liebre o gato... siendo un signo que se identifica con 3 animales diferentes dependiendo del momento y el lugar, ya puede uno empezar a imaginarse como es... ¡un genio del disfraz! y también un liante, aqui le podemos ver dando ideas a una inocente niña:

El conejo de Metal, metiendo a las niñas ideas subversivas en la cabeza

El conejo es listo e inteligente, y la mayor parte de las veces encuentra una salida a cada obstáculo que se le cruza en el camino, pero no es la inteligencia fría e infalible de la serpiente, ni la astucia refinada de la rata... es más bien una mezcla de intuición, magia y buena suerte lo que le hace encontrar ese camino que nadie más sospechaba que existía.

No es casualidad que se use una pata de conejo como amuleto de buena suerte, ni que sea precisamente un conejo lo que sale de la chistera del mago, el conejo tiene algo de mago, pero no de mago serio y solemne como Gandalf, sino más bien de brujita simpática y con buen corazón, como Kiki la aprendiz de bruja... como me imagino que algunos lectores no habrán oido hablar de Kiki (es mucho más joven que Gandalf, y menos famosa) pongo aquí una foto de ella sobrevolando la Ría de Arosa en misión especial:

Kiki la aprendiz de bruja sobrevolando la Ria de Arosa en misión especial

El caso es que, entre otras cosas, este año del conejo de metal será dado a las situaciones equívocas, sorprendentes, y si se sabe ver un poco más allá de las apariencias, también a los pequeños milagros, la magia y los golpes de suerte.

Aunque no lo aparente, el conejo tiene una varita mágica con la que puede conceder deseos... pero sólo la usa cuando se trata de alguien con buen corazón, humilde, sincero/a y que trabaja muy duro, es algo parecido a esas películas en las que los protagonistas se merecen un final feliz pero este parece que se esfuma definitivamente... entonces algo inesperado sucede y todo termina bien, se puede decir que es una especie de "empujoncito mágico".

Eso si, hay que trabajar muy duro para merecerse ese empujoncito, el conejo es un signo famoso entre otras cosas por ser muy trabajador y perseverante, a primera vista las personas de este signo no lo aparentan, porque suelen ser discretas y no les gusta darse auto-bombo y pregonar a gritos lo mucho que trabajan y se esfuerzan como hacen otros signos más escandalosos, pero en la práctica es uno de los signos que más tarda en tirar la toalla, y es capaz de seguir trabajando con constancia día tras día aunque los resultados no lleguen y el trabajo sea cada vez más penoso y más duro.

En los tiempos que vivimos, es una verdad de la vida que hay que trabajar un mucho para conseguir un poquitín, y en el año del conejo esto va a notarse con más intensidad que otros años, la clave será el trabajar en la dirección adecuada y saber encontrar los atajos que surjan por el camino, habrá muchos atajos, trucos y cosas así, pero eso no evitará el tener que trabajar mucho... ya se sabe que no hay atajo sin trabajo!

El conejo de Metal, empezando a liarlo todo

Otra tendencia que se desprende de todo esto es que será más fácil caer en errores o estrategias equivocadas, todo esto de la magia y los trucos del conejo tiene su lado oscuro (como todo en la vida), y en este caso consiste en la posibilidad de dejarse llevar por ideas equivocadas, engaños (o autoengaños), situaciones confusas y meteduras de pata... hasta los conejos caen a veces en trampas!

Sobre todo hay que tener cuidado de trabajar y luchar en la dirección correcta, de lo contrario al final del año podemos encontrarnos con que en vez de haber estado rompiéndonos la espalda construyendo algo para disfrutarlo (como una casa por ejemplo), más bien hemos estado cavando nuestra propia tumba, o al menos desperdiciando el tiempo y el trabajo.

También hay que tener cuidado de no dejarse parasitar, algo que les pasa demasiado a menudo a las personas de este signo, por una parte porque tienen buen corazón, y por otra parte porque en el fondo son gente sencilla y alegre que piensan más en disfrutar de la vida que no en profundizar en las oscuras y retorcidas profundidades del alma humana.

En resumen, es un año en el que es favorable ser honesto y actuar con buen corazón, pero teniendo mucho cuidado de que nadie se aproveche de nosotros más de la cuenta por este motivo... desgraciadamente el mundo esta lleno de personas que identifican el ser "bueno" con el ser "tonto", son este tipo de personas las que durante el año del conejo intentarán usar trucos sucios para sacar tajada de las personas que intentan hacer su camino con honestidad e integridad.

Simplemente se trata de saber reconocer ese tipo de situaciones y evitarlas, el conejo si se confía y no ve la trampa cae en ella con facilidad, pero en el momento que aprende a identificarla es el más rapido huyendo a través de la maleza.

En cuanto a la parte sentimental de la vida, el conejo tiene fama de ser muy buen amante, casi tanto como los caballitos... con la diferencia de que el conejo sabe tomarse las cosas de una manera más distendida y sin hacerse tanto problema existencial como su amigo equino.

El conejo de Metal, anunciando su llegada

En la práctica la tendencia es que a lo largo de este año sea más facil que se den relaciones que empiecen basadas en una sana y bonita atracción física y espiritual, de tal forma que al principio tendrán la frescura de una rosa o de un amor adolescente... y según vaya pasando el tiempo habrá que saber conducirlas por buen camino, ya que ni las rosas ni la adolescencia duran para siempre ;-)

El mayor riesgo está en centrarse sólo en la parte superficial y placentera de una relación, sin darse cuenta que en la vida todo cambia y evoluciona y que por tanto las relaciones de pareja también tienen que evolucionar e ir creciendo o echándose a perder con el tiempo.

El conejo es lo que se suele llamar "un vividor", en el buen sentido de la palabra, refiriéndose a alguien que sabe disfrutar de la vida en el plano material, alguien que aprecia y busca las cosas agradables y bonitas de la vida, ya sean una buena comida, un bonito viaje o una inolvidable noche de pasión... esto es bueno y natural siempre y cuando se actue con prudencia y moderación y sin perder de vista que la parte material de la vida y el mundo es sólo el 50% de todo ello, la otra mitad aunque no se pueda tocar también existe y es tan importante como la primera; tan malo es ignorar una parte como la otra.

Así pues, habrá que intentar ser lo bastante sabios/as como para disfrutar de los placeres que el conejo de metal ponga en nuestro camino, sin que esto nos ciegue y nos impida seguir caminando; para disfrutar de los placeres de la vida de manera "sana" hay que ser o muy inocente o muy sabio, y como la mayoría de nosotros ya hace tiempo que dejamos atrás la época de la inocencia, no nos queda otro remedio que intentar ser sabios/as.

En cuanto a el mundo en general, en teoría debería ser un año más tranquilo que el anterior año del Tigre, con menos sobresaltos, catástrofes y conflictos... me imagino que de alguna forma lo será, pero la intuición me dice que la inercia que hay creada en todo el planeta ya no se puede parar, es como que los problemas que hay son tan graves, tan profundos y tan enquistados que en el mejor de los casos pueden dar un poco menos de guerra durante una temporada, pero eso no quiere decir que estén mejorando ni que vayan a desaparecer.

A lo largo del año del conejo es fácil que ocurran muchas sorpresas a todos los niveles, unas de estas sorpresas estarán planificadas, y otras cogerán a todo el mundo por sorpresa... lo más probable es que todo esto al final del año simplemente lleve a una situación mucho más desordenada que la que hay al principio, de tal manera que hasta los conspiradores más astutos no encuentren ni sus propias gafas.

Pienso que es un año donde será más ventajoso confiar en uno mismo y en otras personas que se merezcan confianza, y desconfiar del poder establecido y sus estrafalarias teorías sobre como solucionar un problema haciéndolo cada vez más grande.

Por último, no hay que olvidar que después del año del Conejo de Metal vendrá el año del Dragón de Agua... y ahí si que van a ocurrir muchas cosas, grandes ascensos y grandes batacazos, que ocurra una u otra cosa dependerá en gran parte de lo que se hizo durante el año del conejo, es como que en parte es un año para prepararse para el año del Dragón.

Como quiera que sea, estoy seguro de que será un año muy intereante, el aburrimiento brillará por su ausencia ;-)

Ignacio Vidal, el autor de esta web

Nacho (el autor de esta web)

En otros tiempos técnico de sistemas Unix, en 2004 decidí intentar vivir mi vida de una forma más coherente conmigo mismo, y así fue como surgió esta web, en la que escribo desde entonces cuando mis circunstancias me lo permiten.

Nací en España hace ya 40 años, y después de andar viendo mundo a bordo de un pequeño barco durante 10 años, finalmente decidí establecerme en la isla de Santa María (Portugal), un oasis de paz, tranquilidad y belleza en este planeta cada vez más atribulado en el que vivimos.

Puedes ver mi perfil completo aquí, o subscribirte a mi boletín aquí.

Algunos derechos reservados | Contacto

Las Cartas de la Vida © 2004-2018