El marinero: viajando y aprendiendo

Visto en perspectiva, durante todos estos años que estuve viviendo y viajando a bordo de Xebec encontré muchas cosas valiosas y positivas, aprendí a navegar de verdad, conocí mucha gente interesante, gané un montón de habilidades de bricolage que jamás imaginé ni que existieran, supe aprender a manejarme en los sitios donde llegué, pasé muchos buenos momentos (algunos difíciles también)... y supongo que en definitiva gané algo de sabiduría, sin duda alguna viajar es muy positivo, e intentar hacer lo que quieres y no lo que otros quieren que hagas, también es una buena cosa.

Como habéis podido ver en esta página soy una persona como cualquier otra, no me considero especial ni diferente por vivir en un barco, ni por viajar con él de aquí para allá, pienso que es más bien una forma de vida, igual que hay quien prefiere vivir en el campo en vez de en la ciudad. Y desde luego es algo que cualquiera puede hacer, mi barco me costó 14.700 €, tuve que trabajar mucho para ganarlos y también para sacar adelante la historia después, pero tampoco fue un esfuerzo sobrehumano, no más que sacar adelante a un hijo o aprobar unas oposiciones.

En el siguiente vídeo podeis verme en el puerto de Machico (Madeira) presentándome:

En cuanto a mis habilidades como marino soy bastante modesto, considero estar preparado para afrontar el mal tiempo, pero aspiro a hacer todo lo posible por evitarlo, en gran parte por comodidad, y también por ahorrar trabajo, tiempo y dinero, porque normalmente es con el mal tiempo cuando las cosas empiezan a romperse, algo que podría durar todavía 5 años más puede romper en 5 minutos en un fuerte temporal.

El navegar me gusta, pero más que verlo como un fin en si mismo lo veo como un medio, algo que me sirve para ir de un sitio a otro, y gracias a eso conocer lugares y personas nuevas; va mucho más con mi forma de ser que el conducir un coche (ni siquiera tengo carnet de conducir), porque se hace todo mucho más despacio y en contacto con la naturaleza, de tal forma que puedes relajarte más y, salvo situaciones puntuales, disfrutar del paisaje sin preocupaciones.

De cara al futuro tengo la intención de seguir viajando, pero no tengo un plan definido, mi intención, más que dar la vuelta al mundo, es dar una vuelta por el mundo.

Ignacio Vidal, el autor de esta web

Nacho (el autor de esta web)

En otros tiempos técnico de sistemas Unix, en 2004 decidí intentar vivir mi vida de una forma más coherente conmigo mismo, y así fue como surgió esta web, en la que escribo desde entonces cuando mis circunstancias me lo permiten.

Nací en España hace ya 40 años, y después de andar viendo mundo a bordo de un pequeño barco durante 10 años, finalmente decidí establecerme en la isla de Santa María (Portugal), un oasis de paz, tranquilidad y belleza en este planeta cada vez más atribulado en el que vivimos.

Puedes ver mi perfil completo aquí, o subscribirte a mi boletín aquí.

Algunos derechos reservados | Contacto

Las Cartas de la Vida © 2004-2018