El Tarot y los problemas sentimentales o de Amor

Escrito el 15/Enero/2007 por

Quizás una de las cosas para las que más útil es echar las cartas es cuando tenemos algún tipo de situación difícil o confusa a nivel sentimental.

constelaciones de las predicciones del año 2007
"Problemas de Amor", este sigue siendo el motivo más habitual de consulta, a pesar de que cada vez me llamen más por temás económicos y materiales. Esto es seguramente lo que hace del arte de echar las cartas algo tan especial y delicado, para lo cual hace falta tener (entre otras cosas) una sensibilidad especial para apreciar los sentimientos de otras personas, y a la vez, permanecer de alguna forma al margen de la persona que atiendes para poder ver la situación "desde fuera" sin perder objetividad.

Mucho se podría escribir y decir sobre las consultas del Tarot a nivel sentimental, tanto cómo para llenar por lo menos un libro más bien gordito. Una de las cosas más importantes que ya dijeron varios autores es que nunca hay que juzgar a la persona a quien echamos las cartas; yo lo intento y creo que casi siempre lo consigo, pero me doy cuenta de que hay que tener una actitud interna abierta y libre de prejuicios para poder hacerlo.

Poniendo un ejemplo, es fácil que en una consulta llame alguien que tiene una pareja "oficial", y a la vez un "amante", siendo este último quien centra su atención; mientras que en otra consulta puede llamar otra persona que está en el otro lado, es decir, que tiene una pareja que a su vez le ha engañado con una tercera persona y esto le hace sufrir.

Por eso siempre hay que intentar ver y entender cada situación como algo único e irrepetible, y que casi seguro es bastante complejo y profundo para extraer juicios de ello de manera precipitada y superficial. Dice el dicho que "Quien habla de cosas que no conoce suele decir tonterías", y yo añadiría: "...Y quien juzga una persona o situación que no conoce en profundidad, suele meter la pata hasta al fondo".

Si adoptamos esta actitud abierta y receptiva ante cada problema que alguien nos plantea, veremos que el mundo y las personas somos algo infinitamente variado y que cada situación es única y especial, y sin verla en detalle, despacio y sin prisas, no podemos ni entenderla bien ni ayudar a la persona que nos llama.

Por eso yo hago tanto incapie en no tener un límite de tiempo estricto para las consultas, porque pienso que cuando hay una cuenta atrás para que finalice la consulta es muy fácil decir cosas precipitadamente y sin pararse a mirarlas en profundidad.

Otra cosa que creo que es muy importante cuando se echan las cartas sobre algún tema sentimental es decir siempre lo que se ve, con tacto y diplomacia, pero nunca hay que caer en la tentación de pintarle al consultante las cosas mejores o más bonitas de lo que realmente las estamos viendo, aunque esto a corto plazo podría darle una efímera alegría o esperanza a medio plazo no le serviría de nada, y es posible que fuera perjudicial.

En cambio cuando se dice lo que se ve, aunque al principio pueda ser amargo, a la larga es mejor, porque sirve para aceptar la realidad, lo cual es algo fundamental e imprescindible para hacer frente a cualquier problema o situación difícil. Yo a menudo me encuentro con personas que cuando les digo que en determinada relación no se ven sentimientos cálidos por la otra parte, después de pasar el primer disgusto inicial me dicen que en el fondo ya lo sabían, pero que necesitaban que alguien se lo dijese para darse cuenta y empezar a aceptarlo.

 

Donar con PayPal

 


Todavía no hay comentarios.

 

Nombre
Email (opcional)

 

4 + 2 ?

Las publicaciones nuevas requieren la aprobación del moderador.

Nacho, el autor de esta web

Nacho (el autor de esta web)

En otros tiempos informático, desde 2004 vivo de una forma más coherente conmigo mismo, siendo esta web consecuencia directa de ello, la creé para promocionar mi consultorio y acabé hablando de todo tipo de cosas.

Nací en España hace 45 años, y hace mucho que no llevo una vida "normal", primero viví en un barco durante 10 años, luego en una remota aldea azoriana, y desde junio de 2022 estoy en Argentina en busca de nuevos horizontes.

Puedes ver mi perfil completo aquí, o subscribirte a mi boletín aquí.

Algunos derechos reservados | Contacto

Las Cartas de la Vida © 2004-2024