Atiendo las consultas telefónicas previa petición de cita, de lunes a viernes, de esta forma puedo organizarme para poder atender a todas las personas adecuadamente, sin interrupciones y con tranquilidad.

Normalmente el precio de la consulta incluye la llamada telefónica sin que haya un límite estricto de tiempo, lo habitual es que con una hora y algo sea suficiente para verlo todo en detalle y sin prisas.

Hago esto así porque pienso que es indispensable para que, tanto la persona que me llama como yo mismo, podamos estar relajados y concentrados a lo largo de toda la consulta, y gracias a ello ver lo que consultemos con la mayor claridad y detalles posibles.

Para hacer la consulta por teléfono, necesitaría saber lo siguiente:

  • Tu nombre (no hacen falta los apellidos).
  • El sitio donde estás (con el nombre de la ciudad o región es suficiente).
  • La fecha de nacimiento.

Estos datos los uso para concentrarme mientras barajo las cartas del Tarot, además de para analizar las influencias y tendencias a nivel astrológico en el caso de la fecha de nacimiento.

Normalmente lo que hago es escribirlos en un papel para tenerlos delante mientras barajo las cartas y así concentrarme mejor, también suelo escribir los datos de otras personas sobre los que tratemos; una vez terminada la consulta, puedo guardar esta ficha para tenerla como referencia para preguntas o consultas futuras, o bien destruirla y/o enviarla por email al cliente, lo que él/ella prefiera.

Este es el aspecto que tiene una de estas fichas, aparecen las preguntas que hacemos y las cartas que salen:

Ficha de ejemplo de una consulta del Tarot por email

Para más información sobre las consultas de Tarot por teléfono, ponte en contacto conmigo y hablamos tranquilamente.

Nacho, el autor de esta web

Nacho (el autor de esta web)

En otros tiempos informático, desde 2004 intento vivir mi vida de una forma más coherente conmigo mismo, y así fue como surgió esta web, en la que escribo desde entonces cuando mis circunstancias me lo permiten.

Nací en España hace ya 41 años, y después de andar viendo mundo en un barquito durante mucho tiempo, finalmente decidí establecerme en la isla de Santa María (Portugal), un oasis de paz, tranquilidad y belleza en este planeta cada vez más atribulado en el que vivimos.

Puedes ver mi perfil completo aquí, o subscribirte a mi boletín aquí.

Algunos derechos reservados | Contacto

Las Cartas de la Vida © 2004-2019