Filosofía - Nunca te Rindas

Escrito el 15/Enero/2022 por

Hace pocos días, hablando del pasaporte Covid con una persona de San Petersburgo, llegó a mis oídos un bonito cuento que surgió en aquella ciudad de la mano de Leonid Panteleyev durante el brutal Asedio Fascista de Leningrado, que duró 900 días y se cobró más de un millón de muertos.

El cuento se titula "Las Dos Ranas", y en aquella época sirvió para inspirar valentía, heroísmo y perseverancia en el Pueblo Ruso, para no rendirse ante el acoso del Fascismo Alemán; de hecho el autor fue evacuado de la ciudad durante el asedio porque le faltaba poco para morir de hambre.

No sé que sería primero, si el cuento que inspiró la valentía y heroísmo, o estas cualidades que ya estaban ahí e inspiraron el cuento... pero lo cierto es que la ciudad y sus habitantes resistieron y vencieron, y en parte gracias a ellos/as los/as Fascistas fueron derrotados en todo el mundo.

«Troya cayó, Roma cayó, Leningrado no cayó»

(dicho popular)

2 de Enero de 2022: el río Fontanka convertido en avenida peatonal a su paso por San Petersburgo
2 de Enero de 2022: el río Fontanka convertido en avenida peatonal a su paso por San Petersburgo

Curiosamente el cuento es muy poco conocido fuera de Rusia, y dadas las circunstancias actuales, me pareció buena idea improvisar una versión en español, pienso que es divertido e inspirador, y muy adecuado para contar a los niños en estos tiempos turbulentos que vivimos.

La historia comienza así:

Las Dos Ranas

Érase una vez dos ranas que vivían felices en una charca en el bosque, una de ellas era valiente, intrépida y optimista, mientras que la otra era cobarde, perezosa y pesimista.

Una noche de Luna llena las dos ranas salieron de excursión, y la rana intrépida tuvo la idea de ir a una casa cercana, esperando encontrar cosas nuevas y excitantes:

Fotograma de la fábula de las dos ranas de Leonid Panteleyev

Una vez ahí vieron que había una puerta abierta; la rana pesimista tuvo miedo y empezó a enumerar todas las cosas malas que podrían ocurrir si entraban: tal vez habría un gato, un perro, quizás los humanos las pisasen o las cocinasen a la parrilla...

Pero la rana optimista no se preocupó por todo lo malo que podría ocurrir, "quien no se arriesga no cruza el charco" dijo, y finalmente ambas entraron a una especie de almacén:

Fotograma de la fábula de las dos ranas de Leonid Panteleyev

Una vez dentro su sorpresa fue mayúscula al ver que estaba todo repleto de comida, más de lo que podrían comer en toda su vida.

"¿Ves cobardica?" le dijo la rana valiente a la pesimista, "si no fuese por mi nos habríamos perdido todo esto y volveríamos a nuestra charca con el estómago vacío".

"Tienes razón" contestó la rana cobarde, "¡tú si que sabes!".

Y entraron muy contentas en la despensa de la casa dando saltitos por la escalera:

Fotograma de la fábula de las dos ranas de Leonid Panteleyev

Tan entusiasmadas estaban que comenzaron a jugar dando saltos una encima de la otra.

Y en eso estaban cuando se les ocurrió probar a dar saltos las dos juntas para llegar más arriba, "la unión hace la fuerza" dijo la rana intrépida.

"¡Cuantas cosas se te ocurren!" dijo la rana miedosa.

Fotograma de la fábula de las dos ranas de Leonid Panteleyev

Entonces sin darse cuenta, en uno de esos saltos, cayeron en una ánfora llena de leche agria:

Fotograma de la fábula de las dos ranas de Leonid Panteleyev

Para su sorpresa, esta leche agria tenía una consistencia viscosa parecida al yogur, de tal forma que no conseguían salir, y si se quedaban quietas se hundían.

"¡Horror! ¿qué es esto?" dijo la rana pesimista, "¡Ya te dije yo que nos ocurriría una desgracia!"

La rana valiente intentó ayudar a su amiga a salir de la ánfora, pero sólo conseguía hundirse más debido al esfuerzo.

Estaban atrapadas:

Fotograma de la fábula de las dos ranas de Leonid Panteleyev

La rana miedosa entró en pánico y comenzó a hacer esfuerzos enérgicos y desesperados por salir.

"¡Para!" le decía con seriedad y aplomo su amiga, "¡de esa manera sólo conseguirás agotarte inútilmente!".

Pero la hasta hace poco prudente rana era incapaz de razonar presa del pánico, cuanto más asustada se sentía más impulsivos e inútiles eran sus actos:

Fotograma de la fábula de las dos ranas de Leonid Panteleyev

Al cabo de un rato la rana cobarde se rindió y entró en una espiral de pesimismo y desesperanza.

"¡Es el fin!" decía, "¡jamás saldremos de aquí! ¡no hay nada que hacer!".

"¡Tranquilízate!" le dijo la rana valiente, "tenemos que mantener la calma y encontrar una solución, ¡mientras hay vida hay esperanza!".

"¡Tú y tus bobadas!" gritó la rana pesimista, "¡no vale la pena luchar! cuando amanezca los humanos nos encontrarán y nos matarán como a ratas!" dijo poniéndose melodramática:

Fotograma de la fábula de las dos ranas de Leonid Panteleyev

"De que sirven las ilusiones y la fe en una situación así?" lamentó con tristeza la rana depresiva, "¿acaso nos sacarán volando de esta miserable ánfora?".

"No vale la pena luchar miserablemente contra esta porquería invencible para acabar muriendo igual, es una guerra perdida, para vivir así es mejor morir!" siguió diciendo la rana cobarde entre sollozos:

Fotograma de la fábula de las dos ranas de Leonid Panteleyev

Poco después la rana miedosa, cobarde y depresiva empezó a notar que le fallaban las fuerzas, y lenta pero irremediablemente se hundió hasta el fondo de la ánfora:

Fotograma de la fábula de las dos ranas de Leonid Panteleyev

Al observar la manera en que se hundió su amiga, a la rana valiente se le ocurrió una idea: "quizás si me tumbo en horizontal flote mejor y pueda salir de la ánfora, ¡por intentarlo no pierdo nada!".

Dicho y hecho: comenzó a intentar mantenerse a flote sobre la leche agria con el menor esfuerzo posible.

"¡Funciona!" exclamó al de un rato la rana, "¡hace más quien quiere que quien puede!":

Fotograma de la fábula de las dos ranas de Leonid Panteleyev

Usando esta nueva técnica intentó salir con cuidado del ánfora, era sin duda una manera más efectiva de intentarlo que usando la fuerza bruta, pero aún así le faltaban un par de centímetros para llegar hasta el borde:

Fotograma de la fábula de las dos ranas de Leonid Panteleyev

Lo intentó una y otra vez sin éxito, hasta que se le acabó la paciencia, y debido a la rabia que sentía comenzó a mover con furia piernas y brazos, sin parar de maldecir su mala suerte:

Fotograma de la fábula de las dos ranas de Leonid Panteleyev

Cuando llevaba un rato largo descargando su frustración de esta manera se percató de que había algo extraño, se había hundido dentro de la ánfora y la leche agria había desaparecido:

Fotograma de la fábula de las dos ranas de Leonid Panteleyev

Cual no sería su sorpresa al mirar hacia abajo y ver que la leche agria se había convertido en mantequilla!

Una enorme, amarillenta y sólida bola de mantequilla:

Fotograma de la fábula de las dos ranas de Leonid Panteleyev

Apoyándose en esta bola de mantequilla la rana consiguió al fin saltar fuera de la ánfora.

"¡Victoria!" grito de júbilo la rana al saltar por el borde del recipiente, "¡el que la sigue la consigue!":

Fotograma de la fábula de las dos ranas de Leonid Panteleyev

Toda contenta y eufórica, la rana valiente volvió dando saltos de alegría a su charca en el corazón del bosque, justo a tiempo, antes de que el Sol comenzase a salir por el horizonte:

Fotograma de la fábula de las dos ranas de Leonid Panteleyev

Nada más amanecer, los humanos que vivían en la casa fueron a la despensa para prepararse el desayuno, y asombrados vieron que su leche agria se había convertido en una bola de mantequilla con una rana muerta en su interior!

"¡ver para creer!" exclamaron, "¡sin duda esto tiene que tener algún significado!".

Y colorín colorado, este cuento se ha acabado!

Pues por sorprendente que pueda parecer, esto es lo que te cuentan en Rusia cuando les preguntas cómo va por ahí la implementación del pasaporte Covid, por supuesto todo el mundo se identifica con la rana valiente, y la leche agria es el Fascismo Covidiano contra el que hay que luchar como sea hasta que la situación evolucione a nuestro favor, "igual que hicieron nuestros antepasados luchando contra los nazis".

Hay incluso un conocido empresario de San Petersburgo, dueño de más de 50 locales de hostelería, que no sólo se ha negado a implementar el "pase nazi" en sus locales, sino que además ha creado una guía online para promocionar todos los negocios que hacen lo mismo (PDF), lo llaman "el mapa de la resistencia", y en pocos días ya suma más de 200 locales públicos que se niegan a pedir el pasaporte Covid, sólo en esa ciudad.

Pero la cosa no queda ahí, hay numerosas voces dentro de Rusia que dicen que el pasaporte Covid ha fracasado debido al amplio rechazo popular (PDF), y en conjunto la impresión que da es que hay muchas "ranas valientes" como la del anterior cuento, que no están dispuestas a rendirse ante el Fascismo Covidiano que intenta destruir todo lo bueno que aún queda en el mundo.

Como quiera que sea, está claro que no hay que rendirse, especialmente cuando no tenemos nada que perder y sí mucho que ganar; antes o después la situación evolucionará a nuestro favor de una forma u otra, y celebraremos un nuevo y luminoso amanecer lleno de "ranas valientes" que supieron luchar y perseverar hasta el final.

 

Donar con PayPal

 


Añadir comentario

03/Mar/2022 Ju dice:

Que justo no? Nacho una pregunta, puede ser que te hayan 3 limi na do un p0s t? Quizá soñé. Pero me pensé que me habia llegado un m4il sobre abordar el tema desde un lado positivo y cuando entré al c0rr3o no estaba más.

Nacho responde:

Entiendo que te refieres a si podrían haber eliminado un correo mio de tu email, imposible no es, pero tampoco tengo forma de saberlo.

20/Jan/2022 gallego dice:

Preciosa fábula que tras su aparente sencillez condensa mucha filosofía.

17/Jan/2022 Rebeca dice:

Hola de nuevo, precisamente a eso me refería, al gran daño que están realizando los medios de comunicación y las grandes plataformas, con la información sesgada y las barreras que crean entre la gente (por eso lo de las islas). Yo también creo que todo esté circo no puede mantenerse de forma indefinida, ya empiezan los primeros tropezones...

16/Jan/2022 Anonima dice:

Toda esta farsa se reveló el dia en que nos sacaron nuestros derechos por no querer inyectarnos una vacuna experimental voluntaria. Este fascismo difrazado de democracia de salud publica quiero que termine ya. gracias Nacho por la lectura, conocia esa historia y hace tiempo me resuena la frase hace mas quien quiere que quien puede. Saludos!

Nacho responde:

Gracias a ti, efectivamente hemos llegado a un punto en que ya está todo muy claro, demasiado claro...

Pero el fascismo caerá, no lo dudes, históricamente siempre ha sido así, es un régimen inestable por naturaleza, en el fondo esa ansia por controlar todo y a todos no es sino una muestra de debilidad y desesperación.

Por eso hay que ir pensando en "lo nuevo" y empezando a construirlo en la medida de nuestras posibilidades.

16/Jan/2022 Alicia dice:

Hola Nacho. Precioso el cuento, la verdad es que ya lo conocía pero ignoraba que era ruso. ¿Por qué será que todo este lio que vivimos me ha hecho mirar en esa dirección? Hasta estoy aprendiendo ruso.... No hace mucho vi un video de un viajero entrevistando a dos jóvenes rusas que ante una pregunta que no recuerdo contestaron algo que si me quedó grabado: Los rusos siempre que nos encontramos con una prohibición o con un obstáculo encontramos la manera de darle la vuelta y hacer lo que queremos. Batir la leche agria, esa es la clave que aprendieron ante las adversidades con las que han tenido que lidiar a lo largo de su historia. Gracias por estar ahí.

Nacho responde:

Gracias a ti Alicia, es verdad que en Rusia y en otros países con un pasado reciente más duro que el nuestro la gente está más acostumbrada a hacer frente a los problemas, quizás por eso aquí haya más gente incapaz de afrontar la realidad.

Me temo que aquello de que "la vida cómoda y fácil debilita a la persona" va a ser cierto.

16/Jan/2022 Rebeca dice:

Gracias Nacho, siempre pienso que tiene que haber más personas a las que no les cuadre todo lo que está pasando, aunque sean como pequeñas islas de esperanza. Lo que describes de Rusia me ha impactado enormemente, espero que esa corriente se transmita a otros países y podamos salir de la leche agria... Un abrazo!

Nacho responde:

Hay millones de personas a quienes no les cuadra lo que está pasando, incluso mucha gente que al principio se lo creyó y se puso las 2 primeras dosis, ya es todo demasiado obvio.

Por ejemplo aquí en Azores se pusieron la primera dosis un 85% de la gente, la 2ª un 73%, y en casi medio año sólo han conseguido poner la 3ª dosis a un mísero 23%.

Yo pienso que este circo del Covid no va a durar mucho más, entre este mes y el siguiente se verá.

Lo que ocurre es que los medios sólo cuentan la versión oficial y meten miedo a la gente para que no hable y exprese su desconfianza, por eso parece que somos "islitas", pero en realidad somos muchos más de lo que parece a primera vista.

16/Jan/2022 Analía dice:

Hola Nacho! Qué bueno que hayas compartido esta fábula y gracias por tomarte el trabajo de hacer la versión en Castellano. Es una historia muy simpática y muy a propósito de lo que estamos viviendo. Estas circunstancias ponen a prueba nuestra capacidad de adaptación. Aquí también vamos formando "comunidad" poco a poco, y también hay un link que se va compartiendo, con un listado de los comercios, gimnasios, etc;que no discriminan a la gente que ha decidido hacer uso de su libertad para no participar de un experimento. No sé qué dificultades enfrentaremos, pero estamos juntos y fuertes, y seguimos adelante. Hay un montón de cosas superfluas de las que podemos prescindir, y eso es también un gran aprendizaje para muchos en estos tiempos: diferenciar lo esencial de lo superfluo. Te mando mi afectuoso saludo y mis deseos de que sigas muy bien.

Nacho responde:

Gracias Analía, me alegra mucho oir que ahí en Argentina ya hay gente organizada boicoteando el pase nazi, hoy leía que México y Turquía han desistido de implementarlo, probablemente en las próximas semanas les sigan otros países.

Pasito a pasito saldremos de esta, y más fuertes ;-)

16/Jan/2022 Pepa dice:

Gracias por compartir la historia de las ranas. Importante destacar el aprendizaje que te dejan aquellas experiencias difíciles y la “conciencia” de lo inteligente y astutos que podemos llegar a ser en una situación crítica… algo se activa en nuestro cerebro🧠!

Nacho responde:

De nada Pepa, efectivamente "la necesidad aguza el ingenio" ;-)

15/Jan/2022 Ricardo dice:

Que bonito cuento e ilustraciones! Me quedo con el mensaje de que no hay que abandonarse a la desesperanza y que si seguimos perseverando según nuestras convicciones seguimos teniendo opciones de que las circunstancias se pongan de nuestro lado. Muchas gracias Nacho por haberlo elaborado. Un abrazo

Nacho responde:

Gracias a ti Ricardo, me alegro de que el cuento resultara de tu agrado.

15/Jan/2022 Lisandrito amigo de gastón sin mayúsculas dice:

Tengo misantropía por naturaleza y los rusos me la despiertan, todavía me sigo preguntando porqué. Pero ser una rana cobarde, entre comillas, te das cuenta que son ranas que alaban a la muerte en su divinidad, aunque se interprete su comportamiento como en contra de "la mente escéptica al estilo za zen". Cuando empiezan a ver que el quitarse la vida, no es un gesto con el cual se deba cargar culpa. Seria la opresión desde el otro lado del tapial, imponer ya sea decirlo, imponer el "aferro a la vida" por ejemplo. Una especie parasitaria autodenominada humana, dos tercios menos de población y el planeta estaría mucho mejor, raza aria o no que importa. Tiene sus ventajas creer al igual que ibn arabí que el mundo que podemos tratar de interpretar con la imaginación, considerado trivial casi hoy en día como en años anteriores, es más primordial que esta sarta de mentiras que llamamos vida. Y siempre cuando uno "choca" por ésto que digo, tengo que ser remoldeado o evitan mi intento de suicidio. Odio a esa gente. Odio a la gente que no alaba a la muerte. Pero es bueno vivir, porque es concuerdo que es una oportunidad, pero creer que solo se vive una vez, es algo que considero "tumorífico". Es más, la rana valiente me recuerda al Thelema "Haz tu voluntad sobre toda ley", no hay otra forma, a costa o no de los demás, por más tecnología y cerebro que tengamos, siempre vamos a ser unos simios.

15/Jan/2022 CLAUDE dice:

La canción se llama "O esclavos" y el grupo TROPA DO CARALLO en youtube. El link no funciona directamente..... Abrazos

15/Jan/2022 CLAUDE dice:

Apreciado Nacho: Debo reconocer que en tiempos convulsos como este parece que estamos "sólos". Sin embargo,hay muchas personas que no acaban de comprender qué está ocurriendo, pero que en su fuera interno intuyen que "hay algo" que no cuadra. A esas personas que miran poco o nada la televisión y la prensa de masas, les diría instalar TELEGRAM y buscar "La Quinta Columna". Dedicaros a ver los resúmenes de Ricardo delgado y las notícias que aparecen de todo el mundo. Estamos en un MATRIX en el que podemos tomar la pastilla roja y ver la "realidad" o quedarnos con lo que los mass media nos envía y seguir engañados. Que cada uno decida si prefiere ver la realidad de la Plandemia o seguir la versión oficial. Os recomiendo un youtube de Evaristo Páramo (grupo musical Tropa do Carallo)que en formato musical explica de forma clara y directa lo que está aconteciendo.. www.youtube.com/watch?v=kymD0VGXSgQ&list=FLT2vR_6aNIXXQRcy7Jqfd0A&index=3 Un abrazo y resistir amigos !No estamos sólos :)

 

Nombre
Email (opcional)

6 + 2 ?

Las publicaciones nuevas requieren la aprobación del moderador.

Nacho, el autor de esta web

Nacho (el autor de esta web)

En otros tiempos informático, desde 2004 vivo de una forma más coherente conmigo mismo, siendo esta web consecuencia directa de ello, la creé para promocionar mi consultorio y acabé hablando de todo tipo de cosas.

Nací en España hace 43 años, y después de andar viendo mundo en un velero durante 10 años, finalmente decidí establecerme en la isla de Santa María (Portugal), un oasis de paz, tranquilidad y belleza en este planeta cada vez más atribulado en el que vivimos.

Puedes ver mi perfil completo aquí, o subscribirte a mi boletín aquí.

Algunos derechos reservados | Contacto

Las Cartas de la Vida © 2004-2022